Microbioma Bucal

Hoy nuestro consejo es para recuperar uno de los Microbioma más vulnerables  y el más expuesto a todos los patógenos y virus del entorno. Cada vez que abrimos la boca, entramos en contacto con millones de bacterias, hongos y virus. Por ello debemos cuidar nuestra higiene bucal diaria.

No hace falta deciros que los dentífricos y enjuagues químicos, nos dañan la flora del Microbioma. Por ello es necesario utilizar productos ecológicos y orgánicos como los de PIELSANA.

CONSEJO:

Lo primero es eliminar los residuos de los alimentos, para ello nos cepillamos los dientes. Pero jamás debemos tocar con el cepillo las encías, y se debe hacer suavemente. Se trata de eliminar los restos de comida, nada más. Tampoco debemos cepillarnos la lengua, con esta acción lo que hacemos es dañar el Microbioma y eliminar células importantísimas para degustar y reconocer los alimentos.

Una vez eliminados los restos de alimentos, podemos tener preparado un enjuague que nos ayudará a regenerar la flora bucal:

Para preparar nuestra infusión, ponemos 1 litro de agua a calentar, ya sabéis dejamos que cueza unos segundos para que se evapore el cloro del agua del grifo. Si utilizas agua mineral o agua Kangen, no es necesario que llegue a cocer. Añadimos una cucharada sopera de salvia y de ralladura de limón. Removemos unos segundos, lo apartamos, tapamos y dejamos reposar un mínimo de 10 minutos.

Una vez fría nuestra infusión, lo colamos y en una botella ponemos ¾ partes de la infusión y ¼ parte de agua de mar. Si no tienes agua de mar, puedes añadir a la infusión 1 cucharada sopera de sal marina. Y ya tenemos nuestro enjuague que nos valdrá para varios días. 

Y lo más importante, masticar cada día una manzana, eso si, tiene que ser biológica. La manzana tiene propiedades probióticas regeneradoras para la flora bucal.

Si utilizas los Dentífricos PIELSANA con Probióticos Marinos, salvia y vitamina C, ayudas a nutrir, hidratar y regenerar diariamente el Microbioma Bucal.

DATO IMPORTANTE:

Cuando sentimos miedo, tal y como ha sucedido en esta situación de alarma. Nuestro cerebro segrega mucho cortisol y una gran parte se libera a través del nervio vago, el cual pasa por debajo de las encías. Esto provoca daños en la raíz del diente, abriendo aperturas  y permitiendo que todos los patógenos y virus del entorno, se introduzcan y se extiendan a través del S. Nervioso, y del S. Circulatorio. Esto es muy peligroso, por ello es muy importante que nuestras defensas del Microbioma Bucal estén fuertes para así retener todo peligro para nuestra salud. 

Espero que os haya gustado, ya me contaréis que tal.

Un abrazo. Equipo PIELSANA.

www.pielsana.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram